0
0
0
s2sdefault

 

Space X quiere crear una constelación gigante de casi 12.000 satélites que orbitarán en forma sincronizada sobre la Tierra, dando conectividad a los receptores de antena en la superficie del planeta.

 

La empresa Space X -del emprendedor Elon Musk- lanzó un cohete Falcon 9 desde una base estadounidense que llevaría dos satélites para brindar acceso a Internet de banda ancha desde el espacio, si se confirma la autorización que le debe otorgar el gobierno de Estados Unidos.

 

"Se trata de dos prototipos, llamados Microsat-2a y Microsat-2b, construidas por Space X para probar la tecnología necesaria para transmitir Internet desde el espacio", afirmaron en un comunicado.

 

La compañía quiere crear una constelación gigante de casi 12.000 satélites que orbitarán en forma sincronizada sobre la Tierra, dando conectividad a los receptores de antena en la superficie del planeta.

 

 

Un conjunto de 4.425 satélites se ubicarán a unas 700 millas de altura, mientras que 7.518 satélites se ubicarán a unas 200 millas de altura y operarán en una frecuencia de radio diferente, si avanza el plan anunciado en 2015 por Musk.

 

Así, una flota de satélites masiva estaría constantemente en movimiento alrededor del planeta y supuestamente sería capaz de proporcionar cobertura a prácticamente cualquier punto de la Tierra en todo momento.

 

Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FFC, por sus siglas en inglés), anunció su apoyo público a la iniciativa, aunque aún falta la aprobación del organismo, por lo que SpaceX no quiso hacer declaraciones.

 

Desde este sábado  los dos satélites están a una altura de 1.125 kilómetros de la Tierra.

 

 

En noviembre de 2016, Musk había realizado el pedido formal al gobierno de Estados Unidos para lanzar estos satélites.

 

La FCC también aprobó el año pasado las solicitudes de OneWeb, Space Norway y Telesat para acceder al mercado estadounidense y proporcionar servicios de banda ancha utilizando tecnología satelital, algo que Pai calificó como "tecnologías innovadoras" que resolverían el problema de conectividad en zonas rurales o de difícil acceso para cables de fibra óptica o torres de telefonía móvil.

 

 

El 6 de febrero último, la compañía lanzó desde Florida el cohete operativo más poderoso del mundo, el Falcon Heavy, que llevó al espacio un Tesla, y el sábado espera repetir con el lanzamiento desde la Base Aérea Vandenberg en California.