0
0
0
s2sdefault

HP, Lenovo, Dell y hasta Apple disputan un negocio de u$s650 millones

Image result for notebook y tablets

El anhelo de contar con una industria de computadoras nacionales quedó definitivamente desmantelado. La eliminación de aranceles para la importación de equipos informáticos impulsada a principios de 2.017 ha provocado que, aproximadamente, el 95% del mercado sea dominado por equipos traídos complatemente desde el ecterior.

El plan que se propuso el Cambiemos a comienzos de 2017, cuando anunció su estrategia de desmantelar la producción doméstica para alentar la competencia y abaratar los precios de los equipos, ya es una realidad. Claro que hay un punto que se escapa y es el de la imposibilidad de la industria local para competir abiertamente con las grandes potencias internacionales de forma instantánea.

El negocio de  de las notebooks, netbooks y tablets en la Argentina hoy está dominado por equipos  principalmente de China y de países del sudeste asiático y ha reducido el market share de los productos nacionales a su mínima expresión. 

 

Entre 2012 y 2014, las compañías que ensamblaban computadoras "albicelestes" (bajo marcas como Olivetti, CX, PC Box, Banghó o  Exo) alcanzaron a tener un 70% del mercado y, en la cresta de la ola, abastecieron al mercado con casi 2,5 millones de equipos. 

Hoy la realidad es muy diferente, ya que en 2.017 salieron de las líneas de montaje apenas 300 mil equipos.

Tierra del Fuego ya no produce estos productos y sólo subsisten algunos proyectos de nicho en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires

Actualmente, muchas de las empresas que antes operaban en el país, se volvieron o completamente importadoras o compran la mayor parte afuera y complementan con alguna línea que todavía les es rentable hacer en la Argentina. 

 

Frente a estos números, las empresas de retail celebran la medida, ya que con esta medida tuvieron un incremento de los  volúmenes comercializados de la mano de una baja de precios real y el ingreso de equipos más modernos, en sintonía con la tendencia mundial.

 

Cabe destacar que el precio promedio de los dispositivos durante 2.017 fue de u$s581, casi 20% más bajo que el de 2.016. 

 

Ahora, según  relevamientos, ya hay unidades que cuestan lo mismo o incluso menos que en los locales de Santiago, lo que generó que Chile perdiera terreno como plaza para el "turismo shopping". 

 

HP ingresó equipos a la Argentina por un total de u$s147,5 millones, lo que le permite ostentar un share cercano al 23%, le sigue Lenovo con operaciones de importación superiores a los u$s110 millones, en tanto que Noblex se ubicó en el tercer puesto, tras haber registrado compras al exterior por u$s58 millones. 

El top 5 de los principales jugadores del negocio de portátiles en el país (incluyendo notebooks, netbooks y tablets), se completa con Dell (u$s52,4 millones) y Acer (u$s46 millones).

En la actualidad, este grupo de empresas ya explica el 65% del mercado de computadoras personales. 

La contracara del entusiasmo que muestran desde el Gobierno y las cadenas de retail está dada por las empresas locales que antes tenían predominio en el mercado y tuvieron que desmantelar varios proyectos para los cuales se habían realizado importantes inversiones. 

"En la Argentina llegaron a operar nueve máquinas para el armado de motherboards y el montaje de circuitos impresos, los cuales son equipos de última generación, y que nuevos valen entre u$s2 y u$s3,6 millones. Hoy dos de ellas se reexportaron a Estados Unidos; otra se envió a Tierra del Fuego y se reconfiguró para producir otros artículos de electro. De modo que hay seis "fierros" a la venta y juntando polvo en los depósitos." 

Todo este movimiento estuvo acompañado por la pérdida de puestos de trabajo. 

 

Sin embargo, desde el Gobierno defienden la medida: el secretario de Comercio, Miguel Braun, afirmó que la decisión contribuyó a favorecer el acceso a la tecnología, "fundamental para contar con Pymes cada vez más competitivas, para que puedan crear más empleos y reducir la brecha digital". 

 

Lo único que se hace ahora en la Argentina son notebooks de 15,6 pulgadas, que son las que están reemplazando a las PC de escritorio. Todavía hay cierto margen para pelear con lo que viene de afuera. Pero en productos de bajo costo, especialmente tablets, es directamente imposible.