0
0
0
s2sdefault

Otro golpe a reputación de Facebook: ataque afectó datos personales de 50 millones de usuarios.

Hackers habrían explotado una función de un código que permitió tener acceso a los "tokens. "Es una situación muy grave y nos la estamos tomando muy en serio", dijo Mark Zuckerberg.

Facebook descubrió al comienzo de esta semana un ataque a su plataforma que afectó al menos a 50 millones de cuentas exponiendo los datos personales de los usuarios. La información fue dada a conocer por la cúpula de la red social. 

Se trata de un nuevo golpe a la reputación del gigante tecnológico que desde principio de año se colocó en el ojo de la tormenta por el escándalo de Cambridge Analytica y por las dificultades para contrarrestar a quienes usan su plataforma para difundir noticias falsas e interferir en las elecciones en Estados Unidos y en Europa.

De acuerdo a los datos proporcionados por la empresa, los hackers habrían explotado la función de un código que les permitió ingresar a las cuentas personales de millones de usuarios. En particular, la función se llama "View As" y es la que permite a los usuarios ver cómo aparece el propio perfil para otros usuarios. 

La intrusión permitió tener acceso a los "tokens", claves digitales utilizadas para permanecer conectados a la plataforma sin tener que escribir la contraseña y que también se pueden usar para controlar las cuentas de otras personas. Por lo pronto, Facebook aseguró que la falla ya fue resuelta y todo lo sucedido fue reportado a la Policía.

La compañía dirigida por Mark Zuckerberg explicó que desconocía el origen y la identidad de los que vulneraron a la plataforma y que aún no terminó las evaluaciones sobre el propósito del ataque. "Es una situación muy grave y nos la estamos tomando muy en serio", dijo el CEO de la red social.

El ataque causó problemas para unos 90 millones de usuarios de Facebook y puso en riesgo los datos de al menos 50 millones de cuentas. En ese contexto, los afectados se vieron obligados a desconectarse y volver a ingresar al sistema siguiendo una de las medidas de seguridad que se activan cuando existe el riesgo de comprometer las cuentas.