0
0
0
s2sdefault

Considera  que la compañía obliga a los fabricantes y operadores de los teléfonos celulares y tablets que operan con android a instalar de forma predeterminada sus servicios, como su buscador y su navegador chrome, y no otros de sus competidores.

 

 

La Comisión Europea (CE) acusó hoy a Google de abusar de su posición dominante al obligar a los fabricantes y operadores de los teléfonos celulares y tablets que operan con Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, como su buscador y su navegador Chrome, y no otros de sus competidores.

 

"Sobre la base de la investigación que hemos llevado a cabo hasta el momento, creemos que el comportamiento de Google niega a los consumidores (el acceso a) un abanico más amplio de aplicaciones y servicios móviles y obstaculiza el camino de la innovación a otros actores, incumpliendo las normas antimonopolio", afirmó la comisaria europa de Competencia, Margrethe Vestager, en declaraciones que reprodujo la agencia EFE.

 

La Comisión cree que las prácticas puestas en marcha por Google pueden llevar a que Google Search se consolide aún más entre los buscadores generales en la red, así como que afecten a la capacidad de otros navegadores de competir con Chrome.

 

También considera que afectan el desarrollo de sistemas operativos basados en el código abierto de Android "y las oportunidades que podrían ofrecer para el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios".

 

Google reaccionó rápido a las acusaciones y aseguró que se toma "seriamente" las preocupaciones expresadas por la Comisión Europea y afirmó que trabajará con esa institución para demostrar que es "bueno para la competencia".

 

"Nos tomamos estas preocupaciones en serio", afirmó la compañía estadounidense en su blog corporativo europeo.

 

"Pero también creemos que nuestro modelo de negocio mantiene bajos los costos para los fabricantes y alta su flexibilidad, a la vez que ofrece a los consumidores un control sin precedentes de sus dispositivos móviles", continuó.

 

Google garantizó que "trabajará" con la Comisión Europea para "demostrar la cuidadosa manera en que hemos diseñado el modelo de Android, de manera que sea bueno para la competencia y para los consumidores".

 

La investigación antimonopolio sobre Android se abrió el 15 de abril de 2015, día en el que Bruselas también acusó formalmente a la firma estadounidense de abusar de su posición de dominio en las búsquedas en Internet al favorecer "sistemáticamente" su producto de comparación de compras en su buscador.

 

TELAM