En ocasiones compartimos noticias en las redes sociales en forma automática e inmediata debido al impacto que nos genera solamente el titular. Pero CUIDADO muchas veces estas noticias son falsas. Desde Facebook brindaron una serie de recomendaciones a los usuarios a tener en cuenta a la hora de compartir una información.

 

 

>Los títulos. Las noticias falsas suelen presentar títulos atractivos escritos en letras mayúsculas y con signos de exclamación. Si un título contiene afirmaciones sorprendentes y poco creíbles, es probable que se trate de información falsa.

 

>La dirección de la página web. Una URL falsa o que imita una original puede ser una señal de advertencia que indica que se trata de una noticia falsa.

 

>La fuente. Asegúrese de que la historia esté escrita por una fuente de confianza, como medios de comunicación con reputación.

 

>El formato. Los sitios de noticias falsas contienen errores ortográficos o diseños extraños.

 

>Las fotos. Las noticias falsas suelen contener imágenes o videos manipulados. Puede buscar la foto o video para verificar de dónde proviene.

 

>Las fechas. El orden cronológico de las noticias falsas puede resultar ilógico, o incluso pueden estar alteradas las fechas de los eventos.

 

>La evidencia. Compruebe las fuentes del autor para confirmar que sean precisas. La falta de evidencia o el uso de expertos sin nombre pueden indicar que es una noticia falsa.

 

>Consulte otros informes periodísticos. Si ningún otro medio está anunciando la noticia, es posible que sea falsa.

 

>Bromas. En ocasiones, suele ser difícil distinguir una noticia falsa de una publicación humorística o satírica. Comprueba si la fuente de donde proviene suele realizar parodias y si los detalles y el tono de la noticia sugieren que puede tratarse de una broma.

 

 

>Algunas noticias son falsas de forma intencional. Reflexione acerca de las noticias que lees y si va a compartir información a sus amigos que sean noticias ya confirmadas.